jueves, 10 de abril de 2008

Comunicado de los trabajadores y las trabajadoras de Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid suprime la estructura de Salud Pública de la sanidad madrileña. 10 de abril de 2008.


La nueva estructura de la Consejería de Sanidad, diseñada por el Consejo de Gobierno y dispuesta por la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el Consejero de Sanidad, Juan José Güemes, en los Decretos 22/2008, 23/2008 y 24/2008 de 3 de abril publicados en el BOCM del 9 de abril de 2008, al margen de los trabajadores de salud pública, elimina la Dirección General de Salud Pública y Alimentación y extingue el Instituto de Salud Pública.

Los trabajadores y las trabajadoras de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación (profesionales de la veterinaria, medicina, farmacia, enfermería, sociología, trabajo social, informática, biología, geografía, psicología, personal administrativo y otros profesionales) manifestamos nuestra preocupación y alarma ante esta situación.

Consideramos estos decretos un grave error por las negativas consecuencias que tendrán para la salud de la población de la Comunidad de Madrid.

La nueva estructura diseñada por este decreto no contempla la, hasta ahora existente, Dirección General de Salud Pública y Alimentación, dejando sus competencias fragmentadas y descoordinadas dentro del organigrama de la Consejería de Sanidad.

Este cambio debilita y amenaza de forma muy grave las funciones de salud pública en nuestra Comunidad y supone un paso atrás en la importante experiencia organizativa y profesional acumulada en las últimas tres décadas. A continuación exponemos algunas de las razones que fundamentan esta afirmación:

· El objetivo fundamental de la salud pública es proteger la salud de la población en su conjunto, anticipándose a la aparición de la enfermedad. Desarrolla actividades tan importantes como garantizar la potabilidad del agua, la seguridad alimentaria, el control sanitario de mataderos, los calendarios vacunales, la vigilancia de la salud de los trabajadores y trabajadoras en la Comunidad de Madrid, la vigilancia y el control de las epidemias y la realización de campañas para informar y sensibilizar a la población acerca de los riesgos para la salud.

· Amenazas tan graves para la salud de la población madrileña como la crisis de “las vacas locas”, las “dioxinas de la carne de los pollos belgas”, la legionella o la epidemia de meningitis, se resolvieron eficazmente gracias a una intervención coordinada y eficaz de la Dirección General de Salud Pública, organismo que tenía todas las competencias de salud pública integradas y centralizadas. Estos problemas de salud seguirían siendo una amenaza y crearían alarma social de no haberse resuelto en su momento de una forma oportuna.

· Todas las Comunidades Autónomas de nuestro país disponen de una Dirección General de Salud Pública y algunas de las que decidieron suprimirla han vuelto a crearla dada la importancia de que las competencias de la salud pública se dirijan de una forma coordinada y racional. Los Estados Europeos más avanzados socialmente potencian este tipo de organismos y la nueva estrategia de salud para Europa de la Comisión Europea, tiene como prioritarias las intervenciones que habitualmente se desarrollan en las Direcciones Generales de Salud Pública. Organismos internacionales de tanto prestigio como la Organización Mundial de la Salud recomiendan igualmente potenciar la salud pública.

· Los madrileños y las madrileñas afrontan actualmente retos tan complejos como el envejecimiento progresivo de la población, el sedentarismo y la obesidad y deberán hacer frente en un futuro próximo a posibles situaciones de crisis como una pandemia de gripe o la aparición de nuevas enfermedades ocasionadas por agentes infecciosos o tóxicos ambientales.

Por todas las razones anteriormente expuestas, pedimos la restitución de un organismo único, de suficiente entidad jerárquica, acorde a las responsabilidades que debe asumir y que reúna las competencias de Salud Pública de una forma coordinada tal y como existen en el ámbito nacional, europeo e internacional. Hacemos esta petición avalados por nuestra experiencia profesional y el conocimiento científico actual.

Descargar comunidado en PDF -->

38 comentarios:

Pilar Serrano dijo...

Más que un comentario, lo que quiero poner de manifiesto es mi apoyo al comunicado de los trabajadores y trabajadoras de la Salud de la Comunidad de Madrid, y mi adherencia a lo que pedís.
Es inconcebible lo que ha sucedido y hay que buscar la manera de que tenga vuelta a atrás.
Un abrazo a todos

Pilar Serrano

Maria Victoria dijo...

Esto es el colmo y creo que muestra una situación mucho mas preocupante de lo que podíamos imaginar. Desaparece la salud pública como forma de afrontar la salud y queda reducido a unas cuestiones que parece puede hacer cualquiera.
Esto puede ser un comienzo de lo que va a ocurrir en toda la nación.

antonio dijo...

Debemos estar dolidos, muy dolidos, pero en absoluto sorprendidos. Este hecho es un paso más, de tantos como conocemos, en el camino del PP hacia su objetivo final: instaurar, en todos los lugares donde tiene el poder, por encima de todo los intereses privados mediante el previo desprestigio y ataque frontal a todo lo público.
A los amigos de la extinta DG de Salud Pública de la CAM, mi apoyo, solidaridad y amistad; que, al menos, no os sintáis sólos en este momento amargo.
Un abrazo.

Antonio Calvete

catboy dijo...

Hacia tiempo que el gobierno de la comunidad perseguía todo lo que lleve el nombre "público" y "ciudadano". Cuando se marchó Lamela muchos nos dijimos "alguien vendrá que bueno me hará" y no nos equivocamos. Temblando estoy...

Tenéis todo mi apoyo.
Alberto Martín-Pérez

Arantxa dijo...

...sólo tenemos un camino y es HACIA ADELANTE...
Vaya por delante mi adhesión total al dolor e indignación, rayana en ira más que justa, que debemos sentir muchas personas con mínima idea de lo que estos decretos significan. Y a renglón seguido, que aunque estemos de luto y haya que hacer el duelo sin saltarse etapas, ESTO NO PUEDE QUEDAR ASÍ, NO CONTARÁN NUNCA CON NUESTRA COMPLICIDAD, NI SIQUIERA RESIGNACIÓN. Expreso desde aquí la firme decisión de plantar cara a esta declaración más que explicita de GUERRA A LA SALUD PÚBLICA ¿pretenden, por decreto, ningunear a todo un cuerpo de conocimiento, a la fórmula que estaba haciendo de la interdisciplinariedad, la intersectorialidad, la coordinación en el más real de los sentidos algo posible, digno y sinergizante...? En primer lugar, que se oiga la voz de la SP, no sólo la madrileña, sino la de todas las autonomías, la del consejo interterrritorial, la de la Comisión Europea la de los Estados Miembros de uno en uno, la de todos los países en que conocemos a colegas que pueden entender el calado de estas decisiones y la repercusión REAL en la salud del pueblo. Me río por no llorar, pero si algo podemoshacer en este momento es que corra como la pólvora esta noticia por todo el planeta...CON VOLUNTAD, NOS SOBRAN MEDIOS. Y será por contactos, compañeras y compañeros. Hacer de este desaguisado que va más allá de ideologías y salta por encima de las evidencias científicas, la experiencia y todo rigor técnico, un escándalo de dimensiones planetarias, eso es lo que propongo para empezar.
A la disposición de quien se atreva a liderar el contraataque de la dignidad y el conocimiento. Besos a tutti.
A-

Anónimo dijo...

Mientras este equipo de gobierno siga teniendo el apoyo de un 52% de la población de la comunidad de Madrid seguirá cometiendo este tipo de tropelías. Esos votos les avalan. Lo público está abocado a desparecer.

Anónimo dijo...

Desde Galicia expreso mi apoyo al colectivo madrileño de salup pública, animándoles a plantar cara a este monumental error o atentado a la salud de la población, que es la que lo acabará pagando.
Contais con mi apoyo en lo que os planteis para tratar de cambiar la situación.
Xurxo Hervada
Dirección Xeral de Saúde Pública. Galicia

Anónimo dijo...

Estoy noqueada desde que me enteré el martes, tanto que inicialmente no me lo creí, y tanto que no sé que deciros. Lo único que quiero, en realidad, es mandaros un fuerte abrazo a todos los trabajadores de la Dirección General y del Instituto de Salud Pública.

Cuando me despedí de vosotros hace un mes, os daba las gracias porque todo lo que sé lo he aprendido con vosotros. Por eso quiero deciros ahora que no os merecéis esto, que nuestra sociedad necesita profesionales como vosotros, generosos, comprometidos y muchas veces ingenuos y sobre todo que creen en el servicio público.

Os escribo esto porque sé también que puede ser momento de reproches, a esto suenan algunos comentarios o suspiros de “se veía venir” “tenemos lo que nos merecemos” “deberíamos habernos movido cuando...” e incluso algún, “se lo han ganado a pulso, que se fastidien” oídos desde fuera.

Este abrazo es para todos, también para aquellos con los que me he peleado, con los que nunca he estado de acuerdo, ni lo estaré. Porque también contra vosotros he aprendido y porque sé que nos une la profesión y el proyecto de salud pública. No nos equivoquemos la culpa no es nuestra, quizá podríamos haber sido más listos, quizá no deberíamos habernos confundido y peleado entre nosotros, en vez de identificar el enemigo común, quizá... Pero es que no era tan fácil, había que ser a la vez “ingenuos como palomas y astutos como serpientes”.

Pero eso ahora ya no importa, ahora lo que importa es poder aprender de todo esto, porque la salud y las necesidades de la gente son más grandes que una legislatura, que unos políticos incompetentes, que una coyuntura difícil y que los intereses de unos cuantos.
Estoy noqueada desde que me enteré el martes, tanto que inicialmente no me lo creí, y tanto que no sé que deciros. Lo único que quiero, en realidad, es mandaros un fuerte abrazo a todos los trabajadores de la Dirección General y del Instituto de Salud Pública.

Cuando me despedí de vosotros hace un mes, os daba las gracias porque todo lo que sé lo he aprendido con vosotros. Por eso quiero deciros ahora que no os merecéis esto, que nuestra sociedad necesita profesionales como vosotros, generosos, comprometidos y muchas veces ingenuos y sobre todo que creen en el servicio público.

Os escribo esto porque sé también que puede ser momento de reproches, a esto suenan algunos comentarios o suspiros de “se veía venir” “tenemos lo que nos merecemos” “deberíamos habernos movido cuando...” e incluso algún, “se lo han ganado a pulso, que se fastidien” oídos desde fuera.

Este abrazo es para todos, también para aquellos con los que me he peleado, con los que nunca he estado de acuerdo, ni lo estaré. Porque también contra vosotros he aprendido y porque sé que nos une la profesión y el proyecto de salud pública. No nos equivoquemos la culpa no es nuestra, quizá podríamos haber sido más listos, quizá no deberíamos habernos confundido y peleado entre nosotros, en vez de identificar el enemigo común, quizá... Pero es que no era tan fácil, había que ser a la vez “ingenuos como palomas y astutos como serpientes”.

Pero eso ahora ya no importa, ahora lo que importa es poder aprender de todo esto, porque la salud y las necesidades de la gente son más grandes que una legislatura, que unos políticos incompetentes, que una coyuntura difícil y que los intereses de unos cuantos.

Mercedes Martinez

JUNTA PERSONAL ISP dijo...

LA JUNTA DE PERSONAL DEL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA DE LA COMUNIDAD DE MADRID REUNIDA EN SESIÓN EXTRAORDINARIA EL DÍA 11 DE ABRIL DE 2008 HA ACORDADO POR MAYORÍA SUSCRIBIR ESTE COMUNICADO EMITIDO POR LOS TRABAJADORES DE SALUD PÚBLICA DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Horatio dijo...

Desde hace unos días tenemos un foro para discutir sobre esta cuestión y otras que atañen a los profesionales de salud pública. La dirección es:
saludpublica.foromotion.net

Os apoyamos compañeros.

Anónimo dijo...

La Comunidad Cientifica de Salud Publica no puede ser ajena a este "desaguisado" que se acaba de hacer con la fragmentacion de la estructura de Salud Publica en la Comunidad de Madrid. La ciencia en los cajones solo sirve para irse volviendo amarilla. La ciencia siempre al servicio de los ciudadanos que es quien la paga.

Esperamos el apoyo y la mano amiga de nuestras sociedades cientificas, universidades, escuelas de salud publica, periodistas especializados en salud publica, asociaciones de informadores de la salud,..y de tantos otros sectores amigos e implicados durante estas ultimas decadas en el desarrollo y gestion de una moderna salud publica.

Un beso para mis compañeros de salud publica de este pais y muy especialmente a quienes trabajan o han trabajado contra viento y marea en la Comunidad de Madrid.

Anónimo dijo...

�Porqu� de una vez, no nos unimos toda la Sanidad Madrile�a y decimos BASTA YA?. Los m�dicos de AP en huelga, los hospitales enfadados por lo que est� pasando y ahora se cargan la Salud P�blica. Me parece que esto no es un s�ntoma de BUENA GESTION EN SANIDAD. �A alguien se le ocurre c�mo prodr�amos unirnos TODOS para recuperar la Sanidad de la que tanto pod�amos presumir?

Anónimo dijo...

Catedráticos de Salud Pública rechazan la decisión de Güemes
(Diario Medico 13/4/2008)

Los especialistas en Salud Pública consultados por DM consideran que la desaparición de la Dirección General de Salud Pública en la Comunidad de Madrid es un "paso atrás", una "barbaridad" y una decisión "sin referencias previas", tomada sin el consenso de los profesionales.
Marina Tocón11/04/2008
Los especialistas en Salud Pública han puesto el grito en el cielo ante los cambios realizados por el consejero de Sanidad de Madrid, Juan José Güemes, para su departamento y que implican la desaparición de las direcciones generales de Salud Pública y de Farmacia, que a partir de ahora se repartirán entre las nuevas viceconsejerías de Asistencia Sanitaria y de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras.

Según ha explicado Güemes a Diario Médico , "desaparece la dirección general, pero no sus funciones: la prevención y promoción de la salud pasa a la Dirección General de Atención Primaria, y las cuestiones relativas a inspección y normativas de Salud Pública recaen en la Dirección General de Ordenación e Inspección".

A su juicio, "la Dirección de Salud Pública era hasta ahora un cajón de sastre donde se integraba sin sentido la Sanidad Mortuoria, Veterinaria, Alimentaria, Calidad del Agua, mediciones, laboratorio y hasta compra de vacunas". Por ello, insiste en que "si toda la estructura y la parte clínica se desarrolla en primaria, la prevención y promoción de la salud también han de estar en el primer nivel". Dice contar, además, con el respaldo de las sociedades científicas de primaria. Las explicaciones, sin embargo, no han convencido a los expertos.

Ildefonso Hernández, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández, califica de "barbaridad" la decisión, pues, a su juicio, "resta capacidad de liderazgo en esta materia y evidencia de forma explícita el desprecio de la comunidad a las políticas de Salud Pública".

Hernández considera una "grave equivocación" que la Consejería de Sanidad "rebaje la visibilidad política de la Salud Pública cuando precisamente todas las políticas europeas se afanan en potenciar este área. No hay fundamento, además, cuando aún carecemos de políticas nacionales de salud completamente implantadas".

Según Fernando Artalejo, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad Autónoma de Madrid, la decisión de Güemes es "un error y un paso atrás que no ha sido debatido con los profesionales y que pone en peligro la coordinación con el resto de comunidades".

A su juicio, "a nadie se le ocurre hacer una modificación tan profunda sin basarse en la experiencia de un modelo organizativo de similares características". La ausencia de referentes traerá, en su opinión, importantes costes a corto plazo: "Los sistemas de información y los programas de intervención ya estarán unidos, lo que dificultará el desarrollo de los planes de salud".

A juicio de José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, la Dirección de Salud Pública es "un departamento esencial. Las actividades preventivas y de inmunización sí se pueden integrar en otras estructuras asistenciales, pero otras cuestiones de planificación asistencial requieren una entidad única".

Anónimo dijo...

Segun leo en la noticia de Diario Medico que aqui se publica el Consejero de Sanidad, Güemes, dice que "la Dirección de Salud Pública era hasta ahora un cajón de sastre donde se integraba sin sentido la Sanidad Mortuoria, Veterinaria, Alimentaria, Calidad del Agua, mediciones, laboratorio y hasta compra de vacunas". Efectivamente Consejero, esas cuestiones y otras como la epidemiologia, la prevencion, la educacion sanitaria o la promocion de la salud estaban integradas en la Direccion General de Salud Publica de Madrid, como asi o estanen el resto de CCAA.

Sr. Consejero, ponga orden, pero en su cajon, que como estamos viendo lo tiene muy desordenado.

Solo desde la ignorancia, el autoritarismo y la soberbia se puede cometer tal barbaridad en el diseño de un sistema sanitario regional.

Un abrazo solidario para todos

Javier Segura dijo...

Debo confesar que me han impresionado las palabras del consejero Guemes (¡que capacidad de escandalizar, oye!)
a Diario Médico justificando su decisión de suprimir la Dirección General de Salud Pública y me han llevado a:

1º Buscar en el diccionario de la RAE el significado del término "cajón de sastre" y miren cuál es el segundo significado (que posiblemenete es al que se referia el Sr. Consejero): "Cajón de sastre"=Persona que tiene en su imaginación gran variedad de ideas desordenadas y confusas"

2º Como parece ser que el Sr. Consejero apoya su decisión en opiniones de sociedades cientificas de Atención Primaria, me pregunto si no urge una declaración sobre la postura oficial de la SEMFYC, SEMERGEN, etc para aclararlo. ¿O volveremos a ver como las sociedades encogen el cuello en situaciones de crisis..."por prudencia"?

3º Estoy buscando en el programa electoral del PP para ver si tambien ahí figura la idea de "la salud pública como cajón de sastre" y su necesaria vinculación a la Administración de Atención Primaria, etc. ¿alguien me puede aclarar este punto?

4º Solo nos queda oir que los servicios de medicina preventiva hospitalaria cubrirán la función de la Salud Pública fuera del nivel primario. Sino al tiempo...¿adivinad donde pueden localizarse los epidemiologos de área en el futuro? (¡javier, no des ideas...!!!)

Un abrazo de nuevo

Esther dijo...

A lo mejor es que utilizáis un lenguaje demasiado técnico para que alguien que no tiene ni idea de sanidad pueda entender lo que es la salud pública. Quizá explicándole que cuando tienes a 200 niños con cagalera en un colegio tienes que mandar a un veterinario/farmacéutico para que tomen muestras de los alimentos que han comido y del agua, a un epidemiólogo para que encueste a los afectados (quizá este concepto ya sea demasiado técnico), mandar todo a un laboratorio para su análisis, y alguien debe coordinar todo por si luego hubiera que tramitar alguna sanción o cierre cautelar... o solo por ser más eficaces. A lo mejor así empieza a vislumabrar para que existe "un´cajón de sastre"...

Anónimo dijo...

Estamos leyendo ahora el BOCM y nos hemos quedado de piedra. la primera sensacion que nos invade es el miedo. ¿Como es posible que un licenciado en económicas como es el Sr. Güemes (con todos nuestros respetos para los econimistas) decida que la Salud Pública no es importante para la poblacion? ¿quien va a proteger a sus hijos de los brotes que seguro quedan por venir? ¿quien va a cuidar de la seguridad de los alimentos? ¿quien va a gestionar las alertas???
que Dios nos pille confesados. Desde la salud pública de Castilla y Leon, contais con todo nuestro apoyo. Hoy es un día triste para la salud de toda la poblacion, es decir, de todos nosotros

Anónimo dijo...

A mi lo que me extra�a (y envidia) es que compa�eros del PP (pensando en el Director General de Salud Publica de la C. Valenciana)no digan nada sobre este tema. Conozco un poco la D.G de Valencia y creo que est� realizando logros muy importantes en Salud P�blica y he oido en alguna ponencia a su Director General y me ha parecido que es una persona qu� conoce y sabe del terreno en que trabaja y, sinceramente, me ha gustado. Yo me pregunto, �los directivos de la D.G de Madrid sab�an de Salud P�blica?; En alguna reuni�n de Directores Generales y Consejero �han sabido defender el terreno en el que estaban?, �realmente conoc�an el curriculum vitae de sus trabajadores? �y de los logros conseguidos por sus trabajadores durante a�os?;... no s� me quedan muchas dudas y sobre todo MUCHA PENA.
Respecto al comentario de Javier, creo que cuando el consejero se refiere a las sociedades de AP no sabe ni quienes son y se piensa que Salud P�blica es solo las vacunas y todos sabemos que se ponen en AP as� que para que quieren al resto de profesionales.

Anónimo dijo...

Se nos dice que no nos preocupemos, que estemos tranquilos... yo propongo todo lo contrario, porque aquí el asunto va más allá de los problemas laborales del personal de salud pública: se trata de la concepción de lo que es y debe ser la salud pública, de cómo deben coordinarse las estrategias y las actividades. Y, sobre todo, de cómo deben distribuirse los presupuestos, que ahí está el quiz de la cuestión: las decisiones de salud pública ya no se toman desde salud pública, sino desde otras instancias con otras prioridades, y por tanto el futuro de la salud pública se ve bastante, pero bastante negro. Y por cierto: no he oído a ningún partido político madrileño comentar la jugada, ¿están todos de acuerdo?. Pues que lo digan, y así sabremos a quiénes votamos, y qué programas estamos apoyando con nuestros votos.

Anónimo dijo...

En respuesta a la persona que ha comentado que no ha oído a ningún partido político manifestarse ante lo ocurrido y ha preguntado si están todos de acuerdo: nada más conocerse el suceso (al publicarse la nueva estructura de la Consejería de Sanidad en el BOCM del 9 de Abril de 2008), IZQUIERDA UNIDA manifestó su rechazo a la supresión de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. El Grupo Parlamentario de Izquierda Unida manifestó el 11 de Abril de 2008 en la Asamblea de Madrid su rechazo a la desaparición de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y su apoyo a los trabajadores de este departamento. Luego, no, no todos los partidos políticos están de acuerdo, no todos los partidos políticos son iguales. Remitiéndonos a los hechos, ahí lo tienes: un partido, el PP, que es el que ha diseñado y decretado la desaparición de la Dirección General de Salud Pública. Otro, Izquierda Unida, que ha denunciado en la Asamblea de Madrid dicha desaparición. Hasta la fecha (15 de Abril de 2008) no hay más declaraciones de otros partidos políticos que citar: nada en prensa escrita, nada en radio, nada en prensa digital. No, nada del PSOE, ni del PSOE de Madrid, ni del “nacional”, ni del de ninguna otra CCAA. Que cada cual saque sus conclusiones. Y tal vez en próximas elecciones, del ámbito que sean (municipales, autonómicas, nacionales, europeas) estas cuestiones le hagan reconsiderar su voto.

Para leer noticia:
http://www.elecodiario.es/construccion-inmobiliario/noticias/470302/04/08/IU-rechaza-la-supresion-de-la-Direccion-General-de-Salud-Publica.html
Fuente: ElEcoDiario.es. Madrid, 11 abr (EFE).- El grupo parlamentario de IU en la Asamblea ha manifestado hoy su rechazo a la desaparición de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y su apoyo a los trabajadores de este departamento. La portavoz de Sanidad de IU, Caridad García, ha afirmado que es un "grave error desmantelar esta Dirección, que cuenta con una contrastada experiencia y solvencia". García señala en un comunicado que la decisión de la Consejería de Sanidad es "absolutamente incomprensible y carente de lógica". "La Dirección General de Salud Pública ha demostrado en incontables ocasiones que funciona muy bien y que es un elemento importante para la prevención y control de epidemias y otros riesgos para la salud de los madrileños. Su eliminación supone un paso atrás que puede tener consecuencias negativas para la salud de la población", argumenta la diputada.Además, ha destacado que "todas las comunidades autónomas y la mayoría de los estados avanzados cuentan con un organismo similar" y ha exigido explicaciones al consejero Juan José Güemes.

Anónimo dijo...

El pasado sabado y domingo escuché en la radio unas declaraciones de Ines Sabanes por IU y de Lucas Fernandez por PSOE sobre este tema. Pero tampoco es para echar las campanas al vuelo sobre el tiempo que los partidos politicos de la Asamblea han dedicado al tema. Es muy poco para su trascendencia. Esperemos que interpelen al Gobierno y le propongan una rectificacion rapida, antes de que esta desorganizacion vaya a mas.

Anónimo dijo...

¿Y que opinais de que haya salido del ministerio de sanidad el ISCIII (que evidentemente incluye al menos de momento el Centro Nacional de Epidemiología, el de Microbiología, la Agencia de Evaluación de Tecnologías sanitarias...)?

trabajadores de salud pública Madrid dijo...

CONTRA LA DESAPARICION DE LA DIRECCION GENERAL DE SALUD PUBLICA



La IAHP (International Association of Health Policy) adhiere y se solidariza con la denuncia de la desaparición de la Dirección General de Salud Pública de Madrid, sustanciada por decreto el pasado 3 de abril.

Esta medida aparece consecuente con aquellas políticas que tienden a minimizar la acción pública en salud y ,por ende, recortar derechos de ciudadanía, a fin de subordinar los servicios de salud a la lógica mercantil de la producción de ganancia.

Los acompañamos en esta denuncia y en las acciones que de ella se desprendan con el fin de preservar el derecho a la salud y la vida de los ciudadanos de Madrid.

Un caluroso salud de todos nosotros.



President: Alicia Stolkiner (Argentina)
Vice President:Jose Joaquin O' Shanahan (Canarias- Spain)

Executive Board:
Alexis Benos (Greece)
Marciano Sanchez-Bayle (Spain)
Sebastian Loureiro (Brazil)
David Sanders (South Africa)
Sonia Terra Ferraz (Brazil)

Anónimo dijo...

Cuando hablo de la actuación de partidos, me refiero a, como dice otra persona, "meter caña", no es un tema accesorio, es algo de mucho peso, hay que insistir en los medios, provocar el debate. Y si a la gente le parece bien, pues entonces no nos queda otra, pero que se conozca lo que se está haciendo. Parece que es mucho más importante la sequía en Barcelona que el futuro de la sanidad en Madrid (y conste que lo digo con todos mis respetos y apoyo sin peros al pueblo catalán).

Cornelia dijo...

SI IMPORTA, IMPORTA MUCHO
También desde los hospitales recibimos consternados la noticia de la desaparición de la Dirección General de Salud Pública. Cuando desde hace años hemos visto cómo la Salud Pública en Madrid creció y se desarrolló y se llenó de una pléyade de jóvenes técnicos que desarrollaron una labor cercana, estrecha, profesional y diligente en los problemas que se fueron presentando... no creemos que sea posible sin que una Dirección General de Salud Pública ocupe un lugar brillante, central, protagonista en una Consejería de Sanidad. Importa. Importa mucho.

Anónimo dijo...

DIVIDE Y VENCERAS. A propósito de la extinta salud pública de la Comunidad de Madrid.

De los comentarios que he ido recogiendo en los diferentes sitios por los que he pasado estos día, el dicho de “divide y vencerás” es el que me parece más apropiado para describir lo que está pasando y que luego explicaré un poco.

Otro comentario interesante ha sido el de que con la nueva Dirección General de Atención Primaria absorbiendo funciones de prevención y promoción volvemos a los orígenes de la medicina familiar y comunitaria. Recordar que inicialmente desde Atención Primaria se abordaron no solo tareas asistenciales sino que también se organizó la prevención y la promoción teniendo en cuenta a la familia al grupo y a todo el barrio con su organización social, política y "artística". Todos sabemos donde han ido a para la filosofia y la práctica comunitaria de atención primaria. Se ha ido extinguiendo. Si pudiésemos describir las actividades que hacen los profesionales de atención primaria podemos afirmar que la mayoría de las actividades sanitarias, excepto honrosas excepciones, se realizan en consulta y a demanda de los pacientes. Por cómo se han ido consolidando las actividades de atención primaria, creo que ya no se puede pensar en una estrategia colectiva poblacional para conocer y atender las necesidades y los problemas de salud de la población atendida por los equipos de atención primaria. Ojala me equivoque, pero con la incorporación de los profesionales de epidemiología, promoción y prevención a las gerencias de atención primaria llegará una gota de agua fresca que se perderá en el océano.

También he oído decir que con esta medida las autoridades sanitarias pretenden que la palabra “salud pública” sea proscrita y expulsada del discurso político y administrativo para que el significado ideológico, en referencia al tratamiento colectivo de los riesgos, no moleste y perturbe. Si vamos un poco más allá podríamos pensar que el discurso sanitario de los riesgos que se consolida, sin voces disonantes, es un discurso que se centra en lo particular de cada individuo con actuaciones apropiadas y adecuadas a cada individuo (en pocos años los fumadores y los gordos tendrán que pagar u ticket moderador por el sobregasto que generan a los demás). Ya no tendremos, como a veces soñábamos, un Director General de Salud Pública que en presencia del consejero de sanidad salga en defensa no solo de los desfavorecidos sino también de la mayoría de la población que padece un determinado riesgo potencial o problema de salud. Un director general que defienda medidas de protección, de prevención y de promoción insertadas en la dinámica de la vida cotidiana y de los intereses sociales económicos y financieros. Un líder de lo colectivo.

Finalmente, el refrán “divide y vencerás” hace referencia a cómo solucionar un problema difícil y complejo dividiéndolo en tantas partes más simples como sea necesario. ¿Esto es lo que han pretendido hacer con la reorganización de las funciones de salud pública? No sabemos si ha sido para terminar de empeorarlo o para buscarle una solución (¿la menos mala?) transitoria. ¿Cual será el horizonte que han vislumbrado?
Es verdad a mi modo de ver que todo se puede cambiar, siempre que sea con honestidad, transparencia y pensando en las repercusiones posibles. Son cuestiones que el tiempo nos dirá. A mí me parece que conocemos muy poco los motivos por los que se ha hecho esta reorganización y me gustaría que alguien me lo explicase. ¿Estamos, como quieren convencernos, en una administración transparente, modélica y excelente o somos instrumentos para el cumplimiento de ciertos objetivos ocultos y poco visibles?

En fin, como dice Mario Benedetti “siempre hay alguien que en medio de la oscura perspectiva alza una antorcha que nos obliga a ver…

Mucha suerte para todos.

Honorato

Tomás Hernández dijo...

Muchos tenemos la certeza de que con la desaparición de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación involucionamos, retrocedemos a situaciones ya superadas, a enfoques trasnochados. Pero, ¿cuál es el alcance de este salto en el tiempo? ¿Tres décadas? ¿Un siglo?

Lamentablemente y salvando las distancias, quizá supone un retroceso aún mayor. No puedo dejar de ver la analogía con un pasado lejano en el que coexistían dos cosmovisiones diametralmente opuestas. Una época en la que mientras la observación y la experimentación metódica configuraban poco a poco una nueva forma de aprehender el mundo, el peso del pasado continuaba fundamentando las opiniones de los poderosos y perpetuando el orden establecido. En esta época Galileo se vio forzado a abandonar públicamente la idea de que la tierra giraba en torno al sol. Para que no peligrase el statu quo tuvo que abjurar de su certeza y proclamar erróneos los logros del método científico. Y lo hizo por miedo, bajo amenaza.

Es cierto que las cosas han cambiado mucho desde el siglo XVII, pero en cierto modo quizá no tanto. Sabemos que el enfoque de salud pública es actualmente el más adecuado para afrontar los complejos determinantes de la salud y la enfermedad de las poblaciones y que por ello las políticas públicas responsables deberían potenciarlo. Podemos sustentar esta afirmación en nuestra experiencia, en el conocimiento que entre todos vamos generando utilizando el método científico y en lo que hemos aprendido de muchas personas inteligentes y trabajadoras que nos han precedido. Todo esto lo sabemos, es nuestra certeza, como la teoría heliocéntrica era la de Galileo. Pero además, al igual que hubiera hecho el italiano, estamos dispuestos a contemplar otros enfoques si también se basan en la experiencia y el conocimiento generado con método.

En mi opinión estamos viviendo una situación en las personas en el poder adoptan decisiones que atentan contra lo que recomienda el conocimiento científico actual y persiguen perpetuar el orden por ellas establecido. Comprendo a Galileo, en su lugar cualquiera hubiera hecho lo mismo, pero hoy, en una democracia, nuestro silencio sería el equivalente a abjurar de una certeza y proclamar erróneo nuestro campo profesional.

Os animo a que en este y otros foros alcemos nuestra voz frente a las voces del pasado. Que el miedo no impida que prevalezca la razón frente a estulticia, el conocimiento frente a la ignorancia y los esfuerzos organizados de la sociedad frente al desorden de unos pocos.

Tomás Hernández

Jordi Tapias dijo...

Apreciados responsables de este Blog: En www.higieneambiental.com hemos publicado la noticia y el resumen del comunicado. Nuestro portal es el más visitado en temas relacionados con la Salud Ambiental. Estamos abiertos a cualquier aportación que deseen realizar a nuestra publicación y que de luz a estos hechos que sin duda son importantes para el futuro de la Salud Pública.
Jordi Tapias Oller
Director
www.higieneambiental.com

Caminarsingluten dijo...

Esta familia celíaca, es conocedora desde hace muchos años, del funcionamiento de la Sanidad Pública y la Privada, es más pertenecíamos a una ENTIDAD COLABORADORA, que el Sr. Lamela, hizo desaparecer, cuando ya empezaron en privatizar todo.

Sin lugar a dudas, nosotros pensamos y apoyamos la gestión pública en Sanidad, en contra de la privada (de la que también disponemos) donde lo único que prima, es como en cualquier empresa privada, el ánimo de lucro, los beneficios económicos y sinceramente nuestra opinión es que… ¡CON LA SALUD, NO SE JUEGA!

Anónimo dijo...

Acabo de salir de una asamblea tras escuchar como mis ¿compañeros? de camino del Instituto de Salud Pública me señalaban con el dedo y me expulsaban. ¿Mi pecado? Pertenecer a la Dirección General de Salud Pública, y no al ISP, y todo esto en una asamblea en la que he escuchado la palabra unión unas 50 veces, para la que había sido convocado desde todos los sindicatos. Al final, la misma decepción de siempre, la misma sensación de utilitario manoseado por manos distintas según circule el viento. Si pensais que este es el camino, lo siento, no conteis conmigo. Yo tengo otra opinión sobre como se construye el compañerismo, sobre como se trabaja la unidad. Suerte a todos.

Anónimo dijo...

RECUPEREMOS LA MEMORIA HISTÓRICA (O AL MENOS LO QUE LA HEMEROTECA NOS PERMITE...)

SOBRE ANDREU SEGURA: ALGUNAS RESEÑAS DE SU CURRICULUM.

Estas son algunas reseñas del curriculum de Andreu Segura, de quien algunas personas en la asamblea* del 22 de Abril han recomendado que leamos “el excelente artículo que ha escrito en El País en defensa de la salud pública” y a quien (las mismas personas) han descrito como “uno de los más famosos especialistas en salud pública” (*asamblea celebrada el 22 de Abril de 2008 en el Instituto de Salud Pública):

1. Andreu Segura Benedicto es el Director del Instituto de Estudios Sanitarios (IES), organismo autónomo adscrito al Servicio Catalán de Salud, ente público sujeto a derecho privado (Ley 15/1990, de 9 de julio, de ordenación sanitaria de Catalunya, Decret 324/1990, de 21 de desembre, d’estructura, organització i règim de funcionament de l’IES).

2. ESTO ES LO QUE EL SR. DR. SEGURA OPINABA DE LOS MÉDICOS DE ATENCIÓN PRIMARIA Y DE SU REIVINDICACIONES EN EL AÑO 2001 (El País, 12 de junio de 2001, artículo titulado "Diez minutos y Confucio"): Apoyándose en una maraña de “números y cifras trampa”, les llamó vagos en su cara. Y sugirió como solución al problema de masificación y de disminución de la calidad de la asistencia sanitaria pública lo siguiente: quien no cure a sus pacientes, no cobra.

El buen Dr. comienza diciendo en su artículo titulado "Diez minutos y Confucio" (El País, 12 de junio de 2001): “Hace unos meses se creaba una plataforma de médicos generales del sistema nacional de salud que reclamaba un mínimo de 10 minutos por visita. Distintos medios profesionales se hacían eco de esta reivindicación que, a primera vista, parece totalmente razonable. Sin embargo, si recordamos que España es uno de los países del mundo que disponen de más médicos por habitante, alguna cosa no cuadra.”

Continua argumentando: “Supongamos que se dedican seis horas diarias durante cinco días a la semana a la atención de los pacientes. Ello supone unas 125 horas al mes, o sea, unas 1.500 al año. A 10 minutos por visita, resultan seis por cada habitante y año. Como se considera que cada año acude a la atención primaria entre un 60% y un 70% de la población, ello significa algo menos de 1.000 usuarios diferentes visitados cada año. Luego el tiempo medio disponible por usuario visitado y año ronda los 90 minutos, o sea, nueve visitas de 10 minutos anuales.”

En su conclusión asevera: “A estas alturas recuerdo el modelo de gestión clínica que se atribuye a los chinos en los tiempos de Confucio. El médico recibía sus honorarios de los pacientes mientras éstos no le necesitaban. En el momento en que enfermaban y hasta que se recuperaban, el médico dejaba de percibir sus emolumentos. Desde luego, una tal iniciativa no es de aplicación en nuestras circunstancias, pero tenerlo en mente podría ser un acicate para encontrar la solución.

Artículo completo: http://www.elpais.com/articulo/salud/minutos/Confucio/elpsalpor/20010612elpepisal_8/Tes

RÉPLICA DE LOS ALUDIDOS:
http://www.diezminutos.org/documentos/replica.html

Titulo: Réplica a Andreu Segura
Fecha: Zaragoza 13 de junio de 2001
Autor: Jesús Domínguez Centro de Salud Almozara.

En relación con el artículo publicado en el PAÍS el pasado 12 de junio, titulado "Diez minutos y Confucio", en la sección de Tribuna Sanitaria, y del que
es usted autor, hemos de manifestarle lo siguiente:
1. Su escrito está plagado de opiniones y afirmaciones sin fundamento, es un monumento al despropósito. Demuestra usted, simplemente, no saber de
qué está hablando. Consideramos dicho escrito falto de rigor, irresponsable y claramente ofensivo hacia nuestro colectivo.
2. Sr. Segura: pasar 6 horas diarias de consulta durante 5 días a la semana acabaría físicamente, esto es, por exterminio, con muchos médicos de
atención primaria (en adelante AP), vía defenestración o reventón de coronarias.
3. Es obvio que usted maneja muchos números, y también es obvio que no maneja pacientes.
4. El aumento de las demandas sanitarias, progresivo desde el inicio de la reforma de la AP y la puesta en marcha de los Centros de Salud, se debe a
múltiples factores:
-Aumento de la población con cobertura sanitaria (7 millones en los últimos 12-14 años), por universalización de la asistencia, inmigración, etc.
-Envejecimiento de la población, con el consiguiente aumento de necesidades sanitarias.
-Aumento de las expectativas de la población, que busca "solución para todo" dentro de una ciencia con sus limitaciones como es la medicina, actitud
propiciada por las administraciones sanitarias de todo signo.
-Realización de actividades no puramente asistenciales: preventivas, de promoción de la salud.
-Mejor detección y seguimiento de patologías crónicas, etc.
Todo ello sin el correspondiente y proporcional aumento de recursos.
5. Hay una circunstancia, de la que somos "culpables", que también influye en el aumento de la demanda en consulta: hacemos más cosas y mejor, hay
que decirlo bien claro:
-Aumento de los servicios ofrecidos a los usuarios.
-Asunción de tareas y responsabilidades nuevas que antes eran atendidas en otros niveles asistenciales.
-Actividades citadas en el punto anterior, etc.
6. Para nosotros sería muy fácil pasar, en pocos meses, de visitar 40-50 pacientes diarios a visitar 20-25. Pero sería a costa de dar una asistencia de
mala calidad, de derivar a otros niveles, de no ser resolutivos, etc. Es decir, a costa de ser unos malos profesionales, solución que no contemplamos.
7. Sr. Segura: su escrito ha hecho mucho daño, teniendo en cuenta la difusión del diario EL PAÍS, al movimiento por la dignidad profesional y la calidad
asistencial, objetivos de la "Plataforma diez minutos". Nos sentimos ofendidos e insultados, y no estaría de más una rectificación pública por su parte
para paliar los daños de su joya literaria.
8. Si desea conocer más datos acerca de dicho movimiento y documentarse con más rigor, le invitamos a entrar en nuestra página web
www.diezminutos.org.
Reciba un cordial saludo

Anónimo dijo...

Yo tengo una pregunta: ¿qué va a pasar ahora con los 800.000 euros que la Comisión Europea ha concedido al proyecto de SIDA del Servicio de Promoción del Instituto de Salud Pública? ¿Cómo se va a gastar ese dinero? Sobre todo, teniendo en cuenta que ya van unas 6 personas cesadas en ese servicio, dicen que "por finalización de contrato al finalizar la obra que lo motivó". ¿Y el macroproyecto de 800.000 euros que es, la obra del escorial? ¿Cómo se va a gastar ese dineral? ¿Contratando los servicios de un consulting privado?

Anónimo dijo...

¿Tenéis algún tfno o mail para contactar con vosotros? No sé si está en el blog pero no lo he visto.

Me gustaría hablar con algún responsable para elaboarar una información en nuestro periódico.

redaccion@sanitaria2000.com

Anónimo dijo...

Este es el artículo publicado hoy en el País.
Y así llevan años estos "dirigentes" deshaciendo todo lo público en Madrid.

Sanidad privatizó en secreto dos grandes ambulatorios en 2006
El acuerdo también incluye la atención hospitalaria de 400.000 personas

ORIOL GÜELL - Madrid - 24/04/2008

Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 410 votos
Imprimir Enviar

La Consejería de Sanidad y la multinacional Capio pactaron en secreto en diciembre de 2006 un acuerdo, en forma de concierto sanitario, que supone la mayor privatización en la gestión de la sanidad pública de la historia de la Comunidad de Madrid.

La noticia en otros webs

* webs en español
* en otros idiomas

La Fundación Jiménez Díaz se hace con el control de 13 barrios

El trato se justifica por la construcción del hospital de Puerta de Hierro

El acuerdo asegura a la empresa las pruebas diagnósticas de la zona asignada

El centro de Pontones ya ha comenzado a ser privatizado

El pacto, al que ha tenido acceso EL PAÍS y que Sanidad nunca ha hecho público, tiene 10 años de vigencia, aún no ha entrado en vigor en todas sus cláusulas y transfiere a Capio, propiedad del fondo de capital riesgo norteamericano Apax Partners, la atención hospitalaria de más de 400.000 habitantes de la capital en la Fundación Jiménez Díaz. Hasta la firma del nuevo concierto, este centro privado atendía una población de unas 200.000 personas en apoyo de dos grandes hospitales públicos: el Clínico y el 12 de Octubre.

El nuevo concierto también permite a Capio hacerse cargo de dos grandes ambulatorios de la capital, Pontones y Quintana, y asumir las pruebas diagnósticas -análisis de sangre, radiografías...- que Sanidad viene realizando con recursos públicos.

Manuel Lamela, entonces titular de Sanidad, ocultó la información en todos los frentes. No publicó el concierto con la Fundación Jiménez Díaz en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), como sí había hecho tres años antes con el anterior acuerdo. Tampoco explicó el alcance del pacto en la Asamblea de Madrid y ni siquiera informó del asunto al Consejo de Administración del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). El Gobierno regional de Esperanza Aguirre también omitió el caso tras la renión del Consejo de Gobierno del 28 de diciembre de 2006, que validó el acuerdo.

El único avance de información lo dio Aguirre en junio de 2006 al presentar la nueva zonificación sanitaria. Ésta preveía ampliar la población atendida por la Fundación Jiménez Díaz hasta 400.000 personas. Pero Sanidad no ha vuelto a hablar de la nueva zonificación, que no ha entrado en vigor, ni ha informado de que las nuevas cesiones a Capio eran ya un hecho consumado.El impacto económico del nuevo concierto de la Fundación Jiménez Díaz ha permitido a Capio aumentar notablemente los ingresos procedentes de los presupuestos públicos. Si en 2006 el concierto con Sanidad le reportó 140,2 millones de euros, este año la cifra asciende a 195,8, un 39,7% más. En el mismo periodo, el presupuesto de un hospital público como el de Alcorcón, de tamaño similar, ha crecido un 14,8%, de 108,6 millones de euros en 2006 a 124,2 en este año.

El concierto es un documento de 13 páginas firmado por dos directivos de la empresa y la ex directora del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Almudena Pérez. En su primera parte, justifica la necesidad de ampliar la población atendida por Capio por "la construcción del nuevo hospital Puerta de Hierro", en la localidad de Majadahonda. Según el acuerdo firmado, la nueva ubicación del hospital, alejada del centro de la capital, "empeora la accesibilidad" de los pacientes.

A partir de este punto, el concierto dibuja un nuevo mapa en el que la Fundación Jiménez Díaz se hace con el control sanitario de los barrios de Aravaca, Moncloa, Argüelles, El Pardo, Cortes, Justicia, Universidad, Palacio, Embajadores, Andrés Mellado, Imperial, Acacias y Palos de Moguer. La población de estos barrios "se estima en 402.000 tarjetas sanitarias".

La empresa Capio se asegura así los ingresos económicos procedentes de la "asistencia de carácter urgente" en el hospital de toda esta población. Asimismo, y "para garantizar que la atención especializada prestada por la Fundación Jiménez Díaz a la población sea integral y continua, la Fundación Jiménez Díaz se compromete a asumir la asistencia sanitaria de los centros de especialidades periféricos correspondientes, durante el año 2007 de Quintana y el año 2008 de Pontones".

Por último, el acuerdo asegura a la empresa Capio las pruebas "diagnósticas de laboratorio, radiodiagnóstico, anatomía patológica y endoscopia que demanden los profesionales de atención primaria de las Zonas Básicas de Salud [los barrios] asignadas".

Los dos últimos puntos suponen una transferencia importante hacia la empresa, ya que hasta la fecha estas pruebas venían haciéndose por los recursos públicos de los centros de especialidades de Quintana y Pontones. El primero, pese a la fecha fijada en el concierto, aún no se ha privatizado. La Consejería de Sanidad sí ha empezado este proceso en el de Pontones en las últimas semanas, lo que ha provocado concentraciones de sus 200 trabajadores.

José Povedano, delegado del sindicato UGT, mostró ayer su "estupor por la agenda oculta de Sanidad". "Hace dos semanas, y sin apenas recibir información, los trabajadores de Pontones han visto cómo Capio empezaba a invadir sus instalaciones. Ahora sabemos que todo está firmado y acordado desde el año 2006, escondiendo la verdad a trabajadores y ciudadanos", denunció. Povedano calcula que serán "decenas de miles las pruebas diagnósticas que hasta ahora se hacían en este centro público y que a partir de ahora engrosarán las cuentas de Capio".

Lucas Fernández, diputado del PSOE y portavoz de Sanidad en la Asamblea de Madrid durante la anterior legislatura, calificó de "enorme estafa a la ciudadanía" el nuevo concierto y se quejó de que "Esperanza Aguirre ni siquiera haya tenido agallas de defender en la Asamblea lo que firma su Gobierno". La concejal del PSOE Carmen Sánchez Carazo también se mostró "escandalizada" por el acuerdo. "La salud de decenas de miles de ciudadanos ha sido puesta en el mercado sin que los afectados lo supieran".

Un portavoz de la Consejería de Sanidad, que ahora dirige Juan José Güemes, declinó ofrecer su versión sobre la firma del acuerdo, que atribuyó al anterior consejero, Manuel Lamela. Este portavoz, sin embargo, no ofreció detalles sobre las futuras privatizaciones que el concierto contempla en el ambulatorio de Quintana. Sobre el de Pontones, señaló que será "cogestionado entre la consejería y Capio".

Anónimo dijo...

El lunes día 5 de Mayo, Esperanza Aguirre y el consejero Juan José Güemes van a inagurar el centro de trabajo del "Servicio de Salud Pública del Área 1" que ya no existe en la estructura de la Consejería de Sanidad. El edificio está situado en la calle Cincovillas 5, en el nuevo Ensanche de Vallecas, en el Municipio de Madrid. Para la inaguración se han hecho carteles de identificación para un personal que en pocos días ya no estarán.

FRANCISCO HERNANDEZ dijo...

MI SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES DE LA DIRECCION GENERAL DE SALUD PUBLICA.
INFORMO QUE EL JUEVES 8 DE MAYO SE SUSTANCIA EN EL PLENO DE LA ASAMBLEA DE MADRID UNA CONPARECENCIA DEL CONSEJERO DE SANIDAD SOBRE LA NUEVA ESTRUCUTURA ORGANICA DE LA CONSEJERIA A INSTANCIAS DEL PSOE. PARA DEBATIR ESTE ASUNTO.

trabajadores de salud pública Madrid dijo...

Apreciados amigos:

Muchas gracias por compartir conmigo vuestro comunicado.

Un fuerte abrazo desde Nueva York

Luis Rojas Marcos

Anónimo dijo...

No nos engañemos ni intentemos engañar a la población. Esperanza Aguirre no es la única responsable de lo que está pasando en la sanidad madrileña, el PSOE tienen su parte de responsabilidad. Mientras se mantenga vigente la ley 15/97 de nuevas formas de gestión (aprobada con los votos del PP Y DEL PSOE), el PP tendrÁ el mecaniSMO legal para seguir privatizadndo todo. Un simple cambio de gobierno en las próiximasd eleccines no solucionará el problema. Aprendamos de la experiencia ajena/internacional: los laboristas están desmontando el NHS (Tatcher solo había iniciado 8 hospitales PFI, los laboristas ya llevan cerca de 50).
Derogación de la 15/97: www.casmadrid.org
Uno que está en la asistencia.